X-Alps: mujeres y visibilidad en el deporte

Las mujeres tienen mucho que decir en el mundo del parapente. Como muestra de ello tenemos por ejemplo a Dominika Kasieczko o a Kinga Masztaler, dos pilotos que han sido seleccionadas por Red Bull X-Alps para participar en la próxima edición de la considerada “la carrera de aventura más dura del mundo”.  

Porque cuando se trata de la X-Alps, las participaciones femeninas no han sido muchas. En 2005 participaron Niki Hamilton y Kari Castle pero hubo que esperar otros 10 años para ver a otro par de féminas en la línea de salida: Dawn Westrum e Yvonne Dathe en 2015. Allá por el 2010, Christoph Weber, director de la X-Alps desde 2007 y uno de los miembros del equipo que selecciona a los atletas, participó en un breve video promocional de Red Bull titulado “Judgment Day” (día del juicio). En este video se explicaba cómo el equipo de selección de Red Bull X-Alps hizo la elección de los participantes para la edición del 2011. En este video Weber concluyó que, desde un punto de vista físico, la carrera es “demasiado difícil para la participación de las mujeres”, y que no tendrían “ninguna posibilidad real de llegar a Mónaco”. Ya no encontrarás esas declaraciones machistas de Weber porque el video fue retirado, pero nos queda la reseña que hizo la revista Cross Country

 

Este año se celebra la novena edición de la carrera transalpina. En estos 16 años tan solo seis mujeres de entre 250 participantes han consiguieron pasar la criba del grupo de selección (a cada nueva edición se presentan más de 100 aspirantes). Esto demuestra que todavía hay un largo camino por recorrer antes de ver una igualdad total entre hombre y mujeres en el deporte en general y también en este tipo de competiciones.

Es un hecho que las niñas y mujeres de todo el mundo obtienen menos oportunidades, menor inversión, capacitación y seguridad cuando practican un deporte. Y cuando logran llegar a ser atletas profesionales, se encuentran con un techo de cristal y una brecha sustancial en el salario. Fuera del terreno de juego, las mujeres tampoco cuentan con representación suficiente en las esferas de liderazgo de las organizaciones deportivas, en las compañías de prendas deportivas ni con los anunciantes. Y esto tiene que cambiar. Por eso es importante que las empresas que patrocinan a deportistas o equipos deportivos, reflexionen sobre los valores que están transmitiendo a la sociedad y hagan lo posible para facilitar el acceso y promoción de las mujeres en el deporte de competición, favoreciendo su incorporación y reconocimiento deportivo y social y posibilitando la conciliación de su formación académica, desarrollo personal y profesional.

Queda mucho trabajo por hacer y aunque, cada vez es mayor la visibilidad de las mujeres en todos los ámbitos deportivos y también en la aventura y en deportes donde el esfuerzo físico y mental es extremo (Fernanda MacielRebecca RuschEmelie Forsberg… son ejemplos de ello), desde nuestro pequeño blog queremos felicitar a todas las mujeres en general pero, especialmente, a todas aquellas que practican deporte. Las animamos a seguir desafiando los estereotipos de género, a convertirse en inspiración como modelos a seguir y a mostrar a hombres y mujeres como iguales. Porque ver es dar un paso más hacia ser. 

Esperamos que este artículo os haya motivado para seguir el ejemplo de estas auténticas luchadoras en un mundo plagado de hombres.